17 dicembre 2009

17 Dicembre. 17 Décembre. 17 Dezember


Nel Medioevo è nata l'usanza, da parte delle suore di regalarsi statuine in cera  di bambini in fasce, riccamente adornate, come consolazione per la rinuncia alle gioie della maternità. A Monaco di Baviera nel convento degli Agostiniani,  si può ammirare questo Bimbo in fasce deposto nel presepe, che risale all'inizio del 17° secolo.
La storia narra che nel 1624 un monaco dell'abbazia lasciò cadere una statuina di cera a grandezza naturale e questa si ruppe. Per timore, il monaco fece sparire i cocci e nascose il fatto fino al Natale seguente, in cui  con sua enorme sorpresa, scoprì che la statuina era completamente intatta e da allora è diventata meta di pellegrinaggio con il nome di "Augustinerkindl" (il Bambinello degli Agostiniani)

Pendant le Moyen âge il y avait la tradition parmi les soeurs du couvent de se donner des figures d'enfants en cire, richement habillé. A Munich, en Bavière, dans le couvent des Augustiniens, on peut admirer cet Enfant Jesus dans la crèche, qui remonte au dèbut du 17ème siècle. On raconte que un frère, avait laissé tomber une figure en grandeur naturelle. Effrayé, le moine cacha les tessons et la statue en cire abimée, jusqu'au Noël suivant. Quelle surprise alors quand il dècouvru que la figure était tout à fait entière et intacte. Depuis ce moment là la crèche et la figure sont devenues lieu de pélerinage de tout le monde sous le nom de "AugustinerKindl" (L'Enfant jesu des Augistiniens)

En la Edad Media había la tradición, entre las monjas, de regalarse recíprocamente estatuillas de cera de niños en pañales, ricamente ornadas, como consuelo por renunciar a la ilusión de ser madre. En Múnich de Baviera, en el convento de los monjes Augustinos, se puede admirar éste niño Jesús en pañales en el Belén, que data del comienzo del siglo XVII.
Dicen que en 1624 un monje del monasterio dejó caer en el suelo una estatua de cera de tamaño natural. Como tenía miedo, el monje escondió los pedazos hasta Navidad del año siguiente, cuando, con enorme estupor, descubrió que la estatuilla era perfectamente entera; y desde entonces ha sido meta de peregrinación, bajo el nombre de "Augustinerkindl" (el niño Jesús de los Augustinos)

 
http://quizzymuc.wordpress.com/2009/12/16/ein-herziges-kindl/

1 commento:

Martita ha detto...

En la Edad Media había la tradición, entre las monjas, de regalarse recíprocamente estatuillas de cera de niños en pañales, ricamente ornadas, como consuelo por renunciar a la ilusión de ser madre. En Múnich de Baviera, en el convento de los monjes Augustinos, se puede admirar éste niño Jesús en pañales en el Belén, que data del comienzo del siglo XVII.
Dicen que en 1624 un monje del monasterio dejó caer en el suelo una estatua de cera de tamaño natural. Como tenía miedo, el monje escondió los pedazos hasta Navidad del año siguiente, cuando, con enorme estupor, descubrió que la estatuilla era perfectamente entera; y desde entonces ha sido meta de peregrinación, bajo el nombre de "Augustinerkindl" (el niño Jesús de los Augustinos)